Museo Aguilar y Eslava
|
Versión para imprimir
|


27.11.17
Libro-catálogo sobre la Historia y el Museo de Ciencias del IES Padre Suárez de Granada

"Los instrumentos de Física y Química del antiguo Instituto Provincial de Granada" es obra de los profesores Luis Castellón Serrano y José Szmolka Vida y ha sido editado por la Diputación Provincial en un lujoso volumen en color. Las casi 800 fichas que contiene, con sus respectivas fotografías, más la introducción histórica de la institución y del museo, son fruto del trabajo de Luis Castellón durante media vida como docente y director-conservador, y de las miles de fotografías de su compañero fotógrafo.

Los autores del libro, una vez adentrados en la historia del Instituto, repasan las figuras de los catedráticos que con su dedicación y esfuerzo han hecho posible que el Padre Suárez tenga uno de los museos de ciencias más completos de España. Un museo que ha sido muy visitado en años anteriores y que, a pesar de la jubilación de Luis Castellón, todavía es posible visitar con cita previa. Por sus páginas desfilan científicos del prestigio de Rafael García y Álvarez, Fernando González Graffión, Luis Morón y Laminiana, su hijo Luis Morón García, el ayudante Mariano Díez y Alonso, Juan Mir y Peña, Taboada Tundidor, Fernando Mascaró, Rafael Martínez Aguirre… Se trató de una serie de catedráticos de las ramas científicas que se preocuparon durante sus mandatos de acopiar el material que ahora forma parte de este museo. No obstante, en sus mejores tiempos también hubo otras muchas colecciones (como la botánica, hoy cedida a la Universidad), parte de ellas perdidas o dañadas con los trasiegos de los tiempos. Las piezas del Instituto formaron parte de dos exposiciones universales en Barcelona (en 1888 y 1929), donde obtuvieron consideración y reconocimiento.

Porque el Instituto y sus colecciones científicas estuvieron dando tumbos en varios lugares, a partir de su fundación en 1845. Primero estuvieron en unas aulas del Colegio Mayor Bartolomé y Santiago, también en una parte de la actual Facultad de Derecho (colegio San Pablo de jesuitas), en la Sociedad Económica de Amigos del País de la calle Duquesa, para acabar en el viejo edificio del actual Conservatorio Victoria Eugenia. Finalmente, ante las malas condiciones del edificio, se optó por buscar un solar de la zona del Triunfo-Gran Vía para levantar un edificio nuevo; el encargado del primer proyecto fue el arquitecto Juan Montserrat (1904). Las obras comenzaron en 1904 con la presencia del rey Alfonso XIII, pero una serie de contratiempos hizo que se prolongaran hasta 1931, en que el arquitecto Fernando Wilhelmi extendió el certificado final de obra.

Entre 1904 y 1931 habían ocurrido muchos inconvenientes: en 1910 murió Juan Montserrat; poco después el contratista de obras; la Diputación, que financiaba parte de las obras, tuvo problemas administrativos y quedaron paradas; una huelga de escultores de la fachada obligó a nueva paralización y cambio de artesanos. Hasta tuvo que intervenir, desde Madrid, Natalio Rivas, en su calidad de ministro. No obstante, y sin que las obras estuviesen completamente acabadas, las clases comenzaron en el edificio en el curso 1918. Dentro de poco se cumplirá el primer centenario del Instituto en este edificio por ahora definitivo.

El libro es sobre todo un catálogo que reflexiona sobre el patrimonio científico acumulado. Contiene casi 800 piezas, clasificadas en veintiocho vitrinas, el taller, cinco mesas, piezas sobre los armarios y el espacio central. Cada una de las fichas consta de los siguientes elementos: una foto al menos, nombre de la pieza, definición de uso o aplicación, año de fabricación, número de inventario y bibliografía, donde se puede ampliar más información sobre el aparato o experimento.

El catálogo está cerrado a fecha 5 de noviembre de 2014.