inicio


fundación

edificio

museo

exposiciones temporales

PIONERAS: ALUMNAS Y PROFESORAS DEL REAL COLEGIO E INSTITUTO DE CABRA

contacto

blog patrimonio educativo

actualidad

cronología

localización

enlaces

V JORNADAS DE INSTITUTOS HISTÓRICOS ESPAÑOLES

ARCHIVO HISTÓRICO AGUILAR Y ESLAVA

BIBLIOTECA HISTÓRICA AGUILAR Y ESLAVA




actualidad

15.10.19

Archivo Histórico de la Fundación Aguilar y Eslava

DOCUMENTO DESTACADO:

San José, compatrono de la Fundación Aguilar y Eslava, nombrado con motivo del restablecimiento del Real Colegio como de Humanidades (1828)

Antonio Suárez Cabello


En estos días podemos contemplar, presidiendo el Oratorio de la Purísima Concepción, una imagen de San José, compatrono de la Fundación Aguilar y Eslava. La puesta en valor de los documentos históricos del archivo de la institución (que incluye la digitalización para el acceso libre de los interesados) nos permite ver el acuerdo en que se produce el nombramiento. Lo es en agradecimiento a la superación de todas las vicisitudes de la época “más difícil y triste” de la historia del Real Colegio (8 de octubre de 1823 al 3 de mayo de 1828), como la define María Soledad Rubio Sánchez. En el cuaderno de las Juntas del Patronato, acta del 21 de mayo de 1828, se puede leer la siguiente intervención de D. José María Güeto y Luque, que recoge el secretario:

“El referido Sr. Vicario hizo presente que al darse principio a la solicitud del restablecimiento de este Colegio se encomendó con la mayor eficacia y confianza a la protección del Santo Patriarca San José, de cuya visible protección tiene repetidas pruebas, siéndolo otra nueva en su concepto el feliz resultado en el presente caso, por lo cual pedía con la mayor instancia a la Junta tuviera a bien declararlo compatrono, con su Santísima Esposa, a cuya propuesta accedió la Junta con la mayor efusión de ternura y devoción, resolviendo que se tenga por tal compatrono, y que en su día se hagan las mismas demostraciones de festejo que hasta ahora se han hecho en el de la Purísima Concepción, menos el regalo de tabla que en este último día gozan desde el establecimiento de este Colegio los dichos señores, patrono y compatronos, para no causar nuevo gravamen a este Casa”.

A dicha reunión, celebrada en el cuarto rectoral, por la mañana, asisten: Antonio de Jesús Vargas, caballero maestrante de la Real de Ronda, patrono de sangre; D. José María Güeto y Luque, vicario eclesiástico de las iglesias de la localidad, compatrono y rector jubilado “aunque actualmente en interino ejercicio por hallarse pendiente de purificación el propietario, el presbítero D. Francisco Jiménez Vida”, y los reverendos padres fray Ildefonso Arévalo, maestro prior del convento de Santo Domingo y fray Antonio de la Blanca que lo es del convento de San Juan de Dios, “igualmente compatronos por sus respectivos empleos”. El patrono de sangre y los tres compatronos constituyen lo que es la Junta de Patronato de la Fundación en aquellas fechas.

El inicio de los acontecimientos se materializa de la siguiente manera, siguiendo la narración de los sucesos que Manuel de Vargas y Alcalde recoge en su reseña histórica del Real Colegio e Instituto: “El Ayuntamiento acordó, en sesión celebrada en 8 de septiembre de 1823, la clausura del Real Colegio, y representar a S.M. el Rey [Fernando VII], como lo hicieron con fecha 11 del mismo mes, para que se dignase aprobar dicho acuerdo, que fundaban en imposturas y calumnias, según aseguraron en valientes exposiciones, fechas de 30 de octubre de aquel año y 18 de agosto del siguientes, elevadas a S. M. y al Supremo Consejo de Castilla, el rector y catedráticos de este Colegio”. La acusación era, según un oficio del Ayuntamiento, “porque la Enseñanza Pública se dirige precisamente a formar útiles y fieles vasallos y sumisos y buenos cristianos, todo lo cual es incompatible con las doctrinas que se enseñaban y defendían por los sectarios de dichos abolidos sistemas, se destituye al rector y cuadro de profesores”.

El rector, catedráticos e individuos del Real Colegio quedaron sujetos a un juicio de purificación. Pero, demos un salto en el tiempo y volvamos al acta del 21 de mayo de 1828, una vez solucionados felizmente todos los problemas, dejando para otras ocasiones el documentar puntualmente algunos aspectos de este periodo. En dicha reunión se acepta las condiciones de apertura y restablecimiento del Real Colegio, ahora erigido en Colegio de Humanidades. Se señala que corresponde a la Junta de Patronato, “establecida conforme a su fundación”, como una de sus atribuciones, “el nombrar, previa la oportuna oposición, maestros e inspectores para las cátedras que convengan establecer”. S. M. el Rey se reserva el nombramiento del director, “para el cual deberá hacer la Junta la correspondiente propuesta por mano de la Inspección General de Instrucción Pública”. Se acuerda, asimismo, la celebración de una misa solemne a la que se convida a las comunidades religiosas, alcalde mayor, Ilustrísimo Ayuntamiento, etc., etc. Por supuesto, el mantenimiento del Colegio, como desde el inicio de su etapa anterior, corre a cargo de la Fundación, con los bienes dejados a su muerte por el licenciado D. Luis de Aguilar y Eslava.

El proponente de la iniciativa de nombrar a San José como compatrono, D. José María Güeto y Luque, presbítero, fue colegial filósofo y teólogo, así como catedrático de Artes, Vísperas y Prima del Colegio, comisario del Santo Oficio, teólogo de cámara del Ilmo. Sr. Obispo de Astorga, examinador sinodal del obispado de Córdoba, cura y vicario de la Parroquial de Cabra, de donde era natural. Su biblioteca personal la donó, a su muerte, al Real Colegio de la Fundación, según voluntad testamentaria.


ARCHIVO HISTÓRICO DE LA FUNDACIÓN AGUILAR Y ESLAVA
DOCUMENTO DESTACADO
“Acta de la Junta de Patronato de fecha 21 de mayo de 1828”.
AFAYE.01.02.01.16 Cuaderno de Juntas que dio principio el día 21 de mayo de 1828. Archivos 0005 al 0011. [Sig. Top.: 4/1]

BIBLIOGRAFÍA:
Vargas y Alcalde, Manuel, Reseña histórica del Real Colegio de Estudios Mayores de la Purísima Concepción, fundado en Cabra por el Licenciado don Luis de Aguilar y Eslava, Pbro., y de su Instituto Provincial de Segunda Enseñanza de la misma Ciudad, Sevilla, 1879.

Rubio Sánchez, María Soledad, Historia del Real Colegio de Estudios Mayores de la Purísima Concepción de Cabra (Córdoba). 1679-1847, Universidad de Sevilla, Sevilla, 1970.

aviso legal  |  política de privacidad  |  contacto
Fundación Aguilar y Eslava © 2009 :::