inicio


fundación

edificio

museo

exposiciones temporales

contacto

blog patrimonio educativo

GEOPARQUE SIERRAS SUBBÉTICAS

COLECCIONES DE MOLUSCOS

actualidad

cronología

galería

localización

enlaces

V JORNADAS DE INSTITUTOS HISTÓRICOS ESPAÑOLES

OBRA DESTACADA - pieza del trimestre




actualidad

11.01.18

Archivo Histórico de la Fundación Aguilar y Eslava

DOCUMENTO DESTACADO

3 cartas de Manuel Genaro Villota (1797, 1829, 1833), fiscal de la Real Audiencia de Quito, dirigidas al Real Colegio de la Purísima Concepción de Cabra, como antiguo colegial

Antonio Suárez Cabello

Una de las series documentales del Archivo Histórico de la Fundación Aguilar y Eslava que contiene un sabor emocional profundo es la titulada “Cartas de antiguos colegiales dirigidas al rector y Colegio de la Purísima Concepción de Cabra”. Entre ellas se encuentran las tres que proponemos como DOCUMENTO DESTACADO. Son misivas que dirige a la institución Manuel Genaro Villota, en las que puntualmente da cuenta de sus nuevos destinos profesionales poniéndose a disposición del Real Colegio, y en las que recuerda el honor que supuso para él el haber vestido la beca de colegial.

Manuel Genaro Villota nace en Doña Mencía en el año 1767. Según datos de su biografía fue doctor en cánones y leyes por la Universidad de Granada. En mayo de 1797 es elegido fiscal de la Real Audiencia de Quito. Con tal motivo se produce la primera carta, de su puño y letra, que dirige al rector y Colegio de la Purísima Concepción de Cabra. Estamos, pues, en el reinado de Carlos IV. A continuación recogemos el texto de la misma:

“Señor de todo mi respeto: El Rey se ha servido nombrarme para la plaza de fiscal de lo civil y criminal de la Audiencia de Quito; y teniendo el honor de haber vestido la beca de V. I., creo propio de mi obligación ofrecerle las facultades de mi nuevo destino, deseoso de que V. I. disponga de ellas a su arbitrio, y me ocupe en cuanto pueda contribuir a su obsequio. Dios Nuestro Señor guarde a V. I. muchos años. Madrid, 28 de febrero de 1797. Besa la mano de V. I. su más afecto y reconocido servidor Manuel Genaro Villota”.

El 28 de marzo de 1799, y según dicha biografía, asume el nombramiento de fiscal en lo criminal y protector de naturales de la Real Audiencia de Buenos Aires. Sobresale en el trayecto vital, de forma especial, su participación en el cabildo del 22 de mayo de 1810, en el que se pretendía detener el proceso de la Revolución de Mayo y que significó el comienzo histórico de la República Argentina. En aquellos momentos ocupaba el cargo de fiscal. El cabildo abierto en el que intervino debía decidir si deponer o no al virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros.

Manuel Genaro Villota señaló en su exposición que la ciudad de Buenos Aires no tenía derecho a tomar decisiones unilaterales sobre la legitimidad del virrey o el Consejo de Regencia sin participar en el debate las demás ciudades del Virreinato. Este argumento sería rebatido por Juan José Paso, quien explicó que se consultaría a las demás ciudades con posterioridad.

Dando un salto en el tiempo, y dejando el asunto que precede, nos situamos en 1822, año en que regresa a España. Hemos de señalar que antes de su vuelta asumió el 3 de diciembre de 1810 el cargo de oidor supernumerario de la Real Audiencia de Lima y el 10 de julio de 1816 el de regente de la Real Audiencia de Charcas, compromiso que no asumió, al parecer. En 1819 recibió un homenaje con el título de Fiscal Honorario del Consejo de Indias.

Ya en España (1822) es comisario regio en las Islas Canarias y formó parte del Consejo Supremo de España e Indias. Precisamente datada en Madrid, el 4 de diciembre de 1829, comunica al recto y al Colegio su actual destino en otra de las misivas aludidas, al ser nombrado para ocupar una plaza togada. Estamos en el reinado de Fernando VII. El contenido manuscrito es el que sigue:

“Muy Sr. mío de todo mi aprecio: por decreto de 1.º del corriente se ha dignado S. M. nombrarme para una de las plazas togadas del Real y Supremo Consejo de Indias, cuyo destino como debido en parte a los principios de mi carrera adquiridos en ese Colegio, ofrezco a V. I. con el más vivo deseo de tener ocasiones de emplearme en su obsequio y progresivo adelantamiento. Dios guarde a V. I. muchos años. B. L. M. de V. I. su más atento servidor y colegial Manuel Genaro Villota”. De su puño y letra es “Beso la mano…”, y, por supuesto, la firma.

La tercera epístola que reseñamos da la noticia de su designación para una plaza de la Cámara del Real y Supremo Consejo de Indias. Como siempre, dirigiendo los mayores elogios a su Colegio, sin olvidar su paso por el mismo:

“Muy Señor mío: Habiéndose dignado la Reina N. S. nombrarme de acuerdo con Nuestro Soberano su Augusto Esposo, para una plaza de la Cámara del Real y Supremo Consejo de Indias, tengo el honor de poner en noticia de V. S. I. esta gracia y de ofrecerme a su disposición en este nuevo destino con los más vivos deseos de ocuparme en obsequio de ese mi Colegio en cuanto tenga a bien emplear mi consideración y debidos respeto. Dios guarde a V. S. I. muchos años. Madrid, enero 1.º de 1833. B. L. M. de V. S. I. su atento y seguro servidor Manuel Genaro Villota”. Como en la anterior, es de su puño y letra el “Besa la mano…”, así como la firma autógrafa.

Estaríamos en el reinado de Fernando VII (“Augusto Esposo”) y la “Reina Nuestra Señora” (María Cristina de las Dos Sicilias). Al parecer, el distinguido colegial Manuel Genaro Villota y Martínez de Huidobro, se retiró de la vida pública en 1836, y aunque no hemos podido localizar con exactitud la fecha de su fallecimiento en nuestra breve investigación es posible que fuese posterior al año 1847, aunque algunos hablan del 14 de marzo de 1837, a la edad de 69 años.

Archivo Histórico de la Fundación Aguilar y Eslava
DOCUMENTO DESTACADO

3 cartas de Manuel Genaro Villota (1797, 1829, 1833), fiscal de la Real Audiencia de Quito, dirigidas al Real Colegio de la Purísima Concepción de Cabra, como antiguo colegial

Signatura: S.C.L13.E1.

Serie: Cartas de antiguos colegiales al rector y Colegio de la Purísima Concepción de Cabra.

1.- Madrid, 28 de febrero de 1797 (folio, ms. una cara)
2.- Madrid, 4 de diciembre de 1829 (pliego, 21 x 14 cm)
3.- Madrid, 1.º de enero de 1833 (folio, ms. una cara)

[DD.2018.01.asc]

Bibliografía:

Vargas y Alcalde, Manuel, Reseña histórica del Real Colegio de Estudios Mayores de la Purísima Concepción, fundado en Cabra por el Licenciado don Luis de Aguilar y Eslava, Pbro., y de su Instituto Provincial de Segunda Enseñanza de la misma Ciudad, Sevilla, 1879, 244 p.

Rubio Sánchez, María Soledad, Historia del Real Colegio de Estudios Mayores de la Purísima Concepción de Cabra (Córdoba). 1679-1847, Universidad de Sevilla, Sevilla, 1970, 303 p.



aviso legal  |  política de privacidad  |  contacto
Fundación Aguilar y Eslava © 2009 :::